Cargando contenidos…
{"ads":[],"mobile_ads":"Y"}

Vincent

Director: Tim Burton y Rick Heinrichs | Año: 1982 | Nacionalidad: EEUU

Antes de verse convertido en un director, Burton quiso verse convertido en un personaje, aunque sólo fuese por una vez en su vida. Vincent es el resultado. Se trata de uno de las más inspiradas películas que produjo la compañía Disney en el que quizás fuese su período más negro, que cubre las décadas de los setenta y los ochenta. Cualquier parecido entre este trabajo y los habituales cuentos de perros buenos o ratones sabios que la productora se gastaba en aquella época es pura coincidencia. El propio Burton fue quien escribió el guión, en realidad un largo poema a imitación del estilo de los libros del doctor Seuss, con referencias al universo de Edgar Allan Poe y muy especialmente al ciclo que Roger Corman le dedicó, utilizando siempre a Vincent Price en el reparto. En realidad, el texto y las imágenes no pretenden otra cosa que homenajear al actor.

Vincent

Vincent Malloy es un niño que vive en un barrio residencial donde no consigue sentirse integrado. Su febril mente le empuja a quedarse en casa antes que salir a jugar con sus amigos. Los primeros planos lo sitúan en un universo reconocible, descrito de forma naturalista, aunque durante los títulos de crédito aparezca en el encuadre un estilizado gato negro. Muy pronto, no obstante, las cosas cambian. En cuanto Vincent entra en su habitación, las luces se atenúan, las proporciones de las cosas se alteran, se proyectan sombras anamórficas, la música deja de funcionar como acompañamiento y comienza a matizar o puntuar los versos de la narración, para crear un ambiente angustioso. Hay una transformación absoluta en el personaje principal, que de repente tiene el pelo alborotado, una expresión de miedo absoluto y los ojos vidriosos. Es entonces cuando de verdad cobra sentido la combinación de dibujos en dos dimensiones y figuras en tres dimensiones que Burton quiso utilizar. El protagonista, que es una figura de barro modelado, le proporciona un extrañamiento a los decorados, que de alguna manera se vuelven más irreales, consiguiendo así que él parezca más real. Además, sus ojos le proporcionan una mayor presencia ante la cámara, quizás porque lo que se ve en los encuadres no es otra cosa que su visión del mundo. Poco a poco, Vincent va desvelando cuáles son sus secretos y sus afanes más íntimos. Para él, lo más importante es parecerse lo más posible a Vincent Price, su ídolo. De ahí que repita mentalmente algunas de las torturas y asesinatos de los personajes que interpretó este último en varias de sus películas. Primero sumerge a su tía en un baño de cera hirviendo, luego sueña con enterrar viva a su futura esposa y al final imagina a su perro convertido en un zombi.

Vincent

Vincent no sólo resulta un trabajo magnífico por su expresiva combinación de animación en dos y tres dimensiones, sino también por el valor metafórico que adquiere el escenario como posible representación de los pensamientos de un niño. No obstante, sus imágenes dan forma a una extraña sinfonía macabra, gracias por un lado al magnífico recitado que hace Vincent Price a lo largo del metraje y por otro al clima musical, contrapunteado en todo momento por efectos sonoros típicos de una película de terror. Según Burton, «cuando eres pequeño las cosas son más grandes, tienes una mitología personal y psicológicamente te conectas a las cosas de un modo muy particular». Desde luego, pocas veces había quedado tan claro qué pasa por la mente de un niño y qué cosas pueden suceder en el interior de su habitación cuando no tiene a nadie más a su lado, a no ser sus propios fantasmas. Hasta cierto punto, la historia de Vincent Malloy podría verse como una búsqueda que él hace para encontrar su alma, una búsqueda que queda interrumpida al entrar su madre en su cuarto y recordarle que «eres Vincent Malloy, no eres Vincent Price/ y no estás atormentado ni ido, caray». La presencia de la madre resulta catártica, aunque no se sepa si con ella se arreglan los problemas de personalidad de su hijo.

 

All comments (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites
X